El Centro de Almacenamiento de El Cabril

El Cabril es la instalación de almacenamiento de residuos radiactivos de muy baja, baja y media actividad en España y está situado en el término municipal de Hornachuelos, en Córdoba.

Historia de El Cabril

  • 1984

    Creación de Enresa por mandato parlamentario.

    Real Decreto 1522/1984 de 4 de julio

  • 1985

    El 13 de diciembre se realiza, mediante Orden Ministerial, la transferencia de la titularidad de la instalación de la JEN (Junta Energía Nuclear) a Enresa.

  • 1986

    El 1 de enero Enresa se hace cargo de las instalaciones de El Cabril.

    Con fecha 8 de abril el Ministerio de Industria y Energía autoriza a Enresa para hacerse cargo de la explotación de las instalaciones.

  • 1988

    Solicitud de Autorización de Construcción y Puesta en Marcha, incluyendo el Estudio de Impacto Ambiental de las nuevas instalaciones (lo que se llamó la ampliación de El Cabril).

  • 1989

    Autorización del expediente de utilidad pública e interés social de la obra de ampliación de El Cabril por la Comisión Provincial de Urbanismos de Córdoba el 19 de noviembre de 1989.


    1989

    • Autorización del expediente de utilidad pública e interés social de la obra de ampliación de El Cabril por la Comisión Provincial de Urbanismos de Córdoba el 19 de noviembre de 1989.
    • Emisión de informe favorable por el Consejo de Seguridad Nuclear.
    • Emisión de la Declaración de Impacto Ambiental por la Dirección General de Medio Ambiente.
    • El Ministerio de Industria autoriza la construcción de la nueva instalación de almacenamiento de residuos de baja y media actividad en El Cabril.
  • 1990

    Obras de construcción de la ampliación del almacén.

  • 1992

    El 9 de octubre el Ministerio autoriza a Enresa la explotación de la nueva instalación por un período de 4 años.

  • 1993

    El 23 de abril se almacena el primer contenedor en una de las celdas de almacenamiento de la plataforma norte.

  • 1994

    Se cierra la primera de las celdas de almacenamiento de la plataforma norte y comienza el llenado de la segunda.

  • 2001

    Enresa presenta a la Dirección General de Política Energética y Minas y al Consejo de Seguridad Nuclear las opciones para proyectar una instalación complementaria para residuos de muy baja actividad en El Cabril (RBBA).

  • 2006

    La Dirección General de Política Energética y Minas autoriza a Enresa la construcción y montaje de las estructuras específicas de almacenamiento de residuos de muy baja actividad (RBBA).

  • 2007

    Finaliza la construcción de la primera estructura de almacenamiento para residuos de muy baja actividad (RBBA): la Celda 29.

  • 2008

    El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio concede a Enresa la autorización de explotación de la instalación complementaria, tras el informe favorable del Consejo de Seguridad Nuclear.

    En octubre 2008 comienzan a almacenarse residuos en la Celda 29.

  • 2013

    Enresa presenta la solicitud de apreciación favorable para la ejecución y montaje de la segunda estructura de almacenamiento para residuos de muy baja actividad (RBBA).

  • 2014

    El CSN aprecia favorablemente dicha solicitud.

    Comienzan las obras de construcción de la segunda estructura para RBBA, la Celda 30.*


    2014

    *(Aunque la autorización para la instalación complementaria para residuos de muy baja actividad es del 21 de julio de 2008, la condición 6.4 de la resolución de la Dirección General de Política Energética y Minas por la que se autorizaba, indica que la construcción de cada una de las nuevas celdas deberá contar con la apreciación favorable del CSN).

  • 2015

    Finaliza la obra civil del primer nivel de la segunda estructura de almacenamiento para residuos de muy baja actividad (RBBA), la Celda 30.

  • 2016

    • Finaliza el montaje de los sistemas auxiliares necesarios para la operación de la Celda 30.
    • El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) informa favorablemente sobre la puesta en marcha de la fase de explotación de la celda 30 de almacenamiento de residuos de muy baja actividad (RBBA).
 
 

¿Qué se almacena en El Cabril?

El Centro de Almacenamiento de El Cabril está diseñado para almacenar de forma definitiva:

Residuos de baja y media actividad (RBMA)

La mayor parte de los residuos radiactivos generados en España son residuos de baja y media actividad. Se generan en hospitales, centros de investigación, industrias y centrales nucleares.

El Cabril está considerado por la Nuclear Regulatory Commission (NRC) estadounidense como una de las mejores instalaciones de almacenamiento de residuos radiactivos del mundo, sirviendo de referencia para centros similares en otros países.

Residuos de muy baja actividad (RBBA)

Dentro del grupo de residuos de baja y media actividad se incluyen los residuos radiactivos de muy baja actividad que, por su bajo contenido radiactivo, precisan de menores requisitos para su gestión. Los residuos radiactivos de muy baja actividad son materiales sólidos, generalmente chatarras y escombros, que contienen isótopos radiactivos. La mayor parte de estos residuos tiene su origen en el desmantelamiento de las centrales nucleares, y representan un volumen muy importante dentro del conjunto de residuos de baja y media actividad.


Las Instalaciones

El Centro de Almacenamiento de El Cabril cuenta con dos zonas diferenciadas por sus funciones: la zona de edificios y la zona de almacenamiento.

Esta separación permite un desarrollo eficaz de las actividades, facilitando el seguimiento y control de las mismas y diferenciando las zonas con reglamentación radiológica.

Foto de la zona de edificios

Zona de edificios

Se encuentran en ella los edificios de acondicionamiento, donde tienen lugar las actividades de tratamiento de residuos, y la sala de control, desde donde se realizan las operaciones y el seguimiento y supervisión del funcionamiento de la instalación. También dispone de laboratorios para la verificación de la calidad de los residuos.

En la zona de edificios se encuentran los servicios auxiliares que dan soporte a la instalación.

Foto de la zona de almacenamiento de residuos de baja y media actividad

Zona de almacenamiento de residuos de baja y media actividad (RBMA)

Está formada por dos plataformas: la plataforma norte, constituida por 16 estructuras de almacenamiento, y la plataforma sur, constituida por 12.

Foto de la zona de almacenamiento de residuos de muy baja actividad

Zona de almacenamiento de residuos de muy baja actividad (RBBA)

Está formada por una plataforma en la que se contemplan cuatro estructuras que se construirán en función de las necesidades de almacenamiento. Actualmente hay dos estructuras construidas.

La Gestión de los RBMA

El sistema de almacenamiento se basa fundamentalmente en la interposición de barreras de ingeniería y de barreras naturales que aíslan de forma segura los materiales almacenados garantizando la protección de las personas y del medio ambiente.

Los residuos de baja y media actividad llegan a El Cabril en transportes especializados y se descargan en la zona de acondicionamiento o bien en alguno de los almacenes temporales.

La mayor parte de los residuos generados en las centrales nucleares, llegan acondicionados en bidones. Los procedentes de hospitales, centros de investigación o industrias, son tratados y acondicionados en las propias instalaciones de El Cabril.

Los bultos recibidos se introducen en contenedores de hormigón. Cuando un contenedor llena su capacidad, se inmoviliza mediante mortero inyectado formando un bloque compacto. Este bloque se introduce en la celda de almacenamiento.

Una vez completa la celda de almacenamiento, se cierra con una losa de hormigón armado y se impermeabiliza.

Una vez completas todas las estructuras de una plataforma, se cubrirá con una cobertura final formada por diferentes capas drenantes e impermeabilizantes que terminarán con una última capa de tierra vegetal, buscando su integración en el entorno. En este momento, comenzará la fase de vigilancia y control del emplazamiento, con una duración estimada de 300 años.

La Gestión de los RBBA

Los residuos de muy baja actividad llegan a la instalación en sacas, bidones o contenedores y se almacenan directamente en la estructura específica de almacenamiento. En caso de que fuera necesario su tratamiento, se envían al área destinada para el mismo.

Cuando las estructuras lleguen al límite de su capacidad se cubrirán con diferentes capas, siendo la última de tierra vegetal para su integración en el entorno. En este momento comenzará la fase de vigilancia y control del emplazamiento durante 60 años.

Tratamiento y Acondicionamiento de Residuos Radiactivos

Desde el momento en que se generan y hasta que se almacenan, los residuos radiactivos se someten a un proceso de acondicionamiento que depende, fundamentalmente, de sus características físico-químicas y radiológicas.

Residuos líquidos

Los residuos líquidos se segregan en función de su condición acuosa u orgánica. Posteriormente, se tratan utilizando métodos físicos y químicos, con la finalidad de reducir su contaminación y su volumen.

Dentro de los métodos físicos se emplean la filtración, la centrifugación y la evaporación. Los métodos químicos más habituales son la precipitación y el intercambio iónico.

Finalmente tienen que solidificarse, pues es la forma más segura de transportarlos y almacenarlos. Para ello se mezclan uniformemente con hormigón, mortero o cemento.

Residuos sólidos

Los residuos sólidos se segregan en función de su contaminación y de sus propiedades físico-químicas. El objetivo principal es reducir el volumen a tratar. Para ello, se emplean técnicas de descontaminación, troceado, trituración y compactación.

Se inmovilizan posteriormente creando un bloque con cemento.

Los residuos orgánicos se incineran con el objetivo de poder solidificarlos, bloqueando posteriormente las cenizas con mortero.

Almacenamiento

A 31 de diciembre de 2016, estaban llenas 20 de las 28 estructuras de almacenamiento disponibles y había ocupadas 6.665 posiciones de almacenamiento de residuos de baja y media actividad (RBMA).

Respecto a la instalación complementaria para residuos de muy baja actividad (RBBA), a 31 de diciembre de 2016 se han almacenado 10.087 m3 de residuos.

Foto de las bóvedas de almacenamiento

Transporte de Residuos de Baja y Media Actividad (RBMA)

Enresa cuenta con una experiencia de más de 25 años en el transporte de residuos de baja y media actividad. Se han realizado más de 4.000 expediciones y recorrido más de 3.000.000 de kilómetros sin incidentes con implicaciones radiológicas.

Todas las operaciones de retirada de residuos son inspeccionadas por Enresa, que comunica al Consejo de Seguridad Nuclear, a los ministerios competentes, y a la Guardia Civil los datos relacionados con las expediciones.

Enresa se encarga de recoger, inspeccionar y transportar los residuos radiactivos. Esto quiere decir que la transferencia de titularidad de los materiales, se produce en la propia instalación productora. Por ello, se inspeccionan física y radiológicamente el 100% de los residuos en el lugar de recogida para comprobar que coinciden con las especificaciones técnicas de Enresa.

El transporte de residuos radiactivos en España se realiza según el Acuerdo Europeo para el Transporte de Mercancías Peligrosas por Carretera, que recoge todas las recomendaciones del Organismo Internacional de la Energía Atómica de Naciones Unidas, para el transporte de materiales radiactivos.

Imagen de un camión

El establecimiento de las rutas, se encuentra fijado por los correspondientes Reales Decretos que fijan la denominada Red de Itinerarios para Mercancías Peligrosas.

Vigilancia Institucional

Enresa envía periódicamente, a diferentes autoridades, informes oficiales y documentos que recogen y especifican rigurosamente sus actividades.

Anualmente se establecen numerosos puntos de control y se recogen aproximadamente mil muestras que certifican el nulo impacto radiológico de la instalación.

El Consejo de Seguridad Nuclear y la Dirección General de Política Energética y Minas, perteneciente al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio reciben mensualmente un informe que detalla las actividades llevadas a cabo en la instalación de El Cabril.

Enresa también lleva a cabo auditorías internas y externas que comprueban que los sistemas de gestión implantados en El Cabril se ajustan a lo establecido. La principal auditoría de carácter externo es realizada por el Consejo de Seguridad Nuclear, autoridad competente en materia de seguridad nuclear y protección radiológica.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Política de cookies

¿Qué es una cookie?

Una "Cookie" es un fichero de texto que se descarga en su ordenador al acceder a determinados sitios web. Las cookies facilitan el uso y la navegación por las webs permitiendo almacenar y recuperar información y hábitos de navegación del usuario. El navegador del usuario guarda las cookies en el disco duro solamente durante la sesión actual ocupando un mínmo espacio de memoria y no interfiriendo en el rendimiento de su ordenador. Las cookies no contienen ninguna clase de información personal específica.

¿Qué tipo de cookies utiliza esta página web?

Cookies de terceros: La Web de www.enresa.es puede utilizar servicios de terceros que recopilaran información con fines estadísticos, de uso del Site por parte del usuario y para la prestacion de otros servicios relacionados con la actividad del Website y otros servicios de Internet.

En particular, este sitio Web utiliza Google Analytics, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en los Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043. Para la prestación de estos servicios, estos utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la Web Google.com. Incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google.

Aceptación

El Usuario acepta expresamente, por la utilización de este Site, el tratamiento de la información recabada en la forma y con los fines anteriormente mencionados. Y asimismo reconoce conocer la posibilidad de rechazar el tratamiento de tales datos o información rechazando el uso de Cookies mediante la selección de la configuración apropiada a tal fin en su navegador. Si bien esta opción de bloqueo de Cookies en su navegador puede no permitirle el uso pleno de todas las funcionalidades del Website.

Puede usted permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador.