Política de cookies

¿Qué es una cookie?

Una “cookie” es un fichero que contiene pequeñas cantidades de información que se descargan en su ordenador -u otro dispositivo- al acceder a determinadas páginas de internet, y que recogen información sobre su navegación en los sitios web. Una vez descargadas en su equipo, su navegador envía estas cookies a los sitios web en visitas posteriores, proporcionando así información (como por ejemplo conocer qué navegador utiliza, el idioma seleccionado, el número de veces que ha visitado una página, etc.), con objeto de facilitar, personalizar y hacer más eficaz la navegación del usuario en función de la información proporcionada por las cookies.

¿Qué tipo de cookies utiliza esta página web?

Nuestra web utiliza cookies para personalizar el contenido y proporcionarle una navegación personalizada y eficaz. Utilizamos cookies para ayudarnos a identificar su navegador, el idioma que usted utiliza, así como otras características de sus patrones de navegación, con objeto de dirigirle a la página de inicio adecuada y facilitarle la navegación por nuestro sitio web. Empleamos identificadores, como puede ser la dirección IP, con objeto de obtener el número de visitantes individuales que acceden a nuestra web, su ubicación geográfica, y sus tendencias de uso de las diferentes páginas que la componen, pero en ningún caso utilizamos las cookies para identificar personalmente al usuario.

Al navegar por nuestra web usted acepta la implementación de cookies, las cuales usted puede controlar y administrar utilizando las propiedades de su navegador. Tenga en cuenta que eliminar o bloquear las cookies puede afectar su navegación por nuestra web, y es posible que algunas funciones no se encuentren disponibles, pudiendo llegar a inhabilitar la navegación por nuestro sitio web.

La web de www.enresa.es utiliza cookies con diferentes funcionalidades:

Las cookies que utiliza nuestra web y que se instalan en el equipo de los usuarios no son perennes sino que, dependiendo de su funcionalidad, tienen una permanencia limitada: desde aquellas cookies que se borran al finalizar la sesión de navegación, pasando por otras cookies que caducan a las 24 horas, y hasta las cookies más duraderas que caducan 365 días después de su última utilización.

La siguiente tabla muestra las cookies propias y de terceros que actualmente utiliza la web www.enresa.es y la finalidad para la que se utiliza cada una:

Cookies propias de del dominio www.enresa.es
NOMBRE DE LA COOKIECADUCIDADFINALIDAD Y TIPO DE INFORMACIÓN QUE RECOGEFUNCIONALIDAD AFECTADA EN CASO DE DESACTIVACIÓN
1f616252c666968921000a2b5ef44e1c Al finalizar sesión de navegación    
c48b3f668f69f01659341181a9bb31e8 365 DÍAS Idioma preferido por el usuario Impacta en la funcionalidad de la web www.enresa.es
cookieaccept 365 DÍAS Si el usuario ha aceptado las cookies Inhabilitación de la navegación en la web www.enresa.es
Cookies de terceros
NOMBRE DE LA COOKIECADUCIDADFINALIDAD Y TIPO DE INFORMACIÓN QUE RECOGEFUNCIONALIDAD AFECTADA EN CASO DE DESACTIVACIÓN
_ga 1 día Este nombre de cookie está asociado a Google Universal Analytics – el cual es una actualización del servicio de análisis de Google comúnmente usado. Esta cookie se usa para distinguir usuarios únicos asignándoles un número como identificador de cliente. Se incluye en cada petición a un sitio web y se usa para calcular visitas, sesiones, y datos de campaña para los informes analíticos del sitio web. Por defecto expira después de 2 años, pero esto puede ser modificado por el propietario del sitio web. Impacta en la funcionalidad de Google Analytics
_gat   Este nombre de cookie está asociado a Google Universal Analytics. De acuerdo con su documentación se usa para acelerar el ratio de peticiones, limitando la recogida de datos en sitios web con mucho tráfico. Expira a los 10 minutos. Impacta en la funcionalidad de Google Analytics
_gid 1 día Este nombre de cookie está asociado a Google Universal Analytics. Guarda y actualiza un valor único para cada página visitada. Impacta en la funcionalidad de Google Analytics
_streamio_session Al finalizar sesión de navegación    
COOKIES PROPIAS DEL DOMINIO www.oficinaelectrónica.enresa.es
NOMBRE DE LA COOKIECADUCIDADFINALIDAD Y TIPO DE INFORMACIÓN QUE RECOGEFUNCIONALIDAD AFECTADA EN CASO DE DESACTIVACIÓN
JSESSIONID Al finalizar sesión de navegación Cookie de sesión de la plataforma con propósito general. Usada en sitios escritos en JSP. Normalmente usada para mantener la sesión de usuario anónima por parte del servidor. Impacta en la gestión de usuarios.

En particular, este sitio Web utiliza las cookies de análisis “Google Analytics”, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en los Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043. Para la prestación de estos servicios se utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la Web Google.com, incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google. La configuración de estas cookies está predeterminada por el servicio que ofrece Google, motivo por el cual le sugerimos que consulte la página de privacidad de Google Analytics, https://www.google.com/analytics/learn/privacy.html?hl=es para obtener más información sobre las cookies que usa y cómo deshabilitarlas, entendiéndose que no somos responsables del contenido o la veracidad de los sitios web de terceros.

CONTROL Y MANEJO DE LAS COOKIES

El usuario puede permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador. Por favor, lea atentamente la correspondiente sección de ayuda de su navegador para conocer más acerca de cómo activar el “modo privado” o desbloquear determinadas cookies:

Enresa desea poner de manifiesto que la variación de las cookies que maneja esta web puede no estar relacionada con la gestión y el mantenimiento de la misma, por lo que se llevan a cabo revisiones periódicas para adecuar y actualizar su política de cookies.Enresa no asume ninguna responsabilidad por problemas legales o técnicos causados por el incumplimiento por parte del USUARIO de las recomendaciones incluidas. Esta comunicación se realiza para el conocimiento y uso de los usuarios y, por consiguiente, no debe utilizarse para ninguna otra finalidad. Asimismo, no se hace responsable del contenido y veracidad de las políticas de privacidad de los terceros incluidas en esta política de cookies.Si tiene dudas sobre la política de cookies expuesta en este documento, puede contactar con nosotros en registro@enresa.es.

ACTUALIZACIONES Y CAMBIOS EN LA POLÍTICA DE COOKIES

Enresa podrá modificar esta Política de Cookies en función de exigencias legislativas, reglamentarias, o con la finalidad de adaptar dicha política a las instrucciones dictadas por la Agencia Española de Protección de Datos, por lo que se aconseja a los Usuarios que la visiten periódicamente.

Comunicación

Noticias Enresa

29.SEP.2023

La directora del Museo de Altamira, Pilar Fatás, destaca la seguridad de El Cabril durante una nueva charla Chec

La directora del Museo Nacional y del Centro de Investigación de Altamira, Pilar Fatás junto a la COPE Córdoba

La directora del Museo Nacional y del Centro de Investigación de Altamira, Pilar Fatás, ha sido la protagonista de una nueva charla divulgativa Chec desde el centro de almacenamiento de El Cabril. A través de esta iniciativa, Enresa, y en colaboración en esta ocasión con COPE Córdoba, quiere dar a conocer aspectos de la actividad de personalidades de prestigio a la vez que visitan el centro de almacenamiento cordobés.

Durante su visita, Fatás ha destacado la seguridad con la que Enresa realiza su labor de gestión de residuos radiactivos. Tal y como ha indicado, “pensemos y valoremos el servicio público que constituyen estas instalaciones”. Además, ha indicado, “me he quedado gratamente sorprendida. Durante la visita he entendido claramente cómo se realiza el tratamiento de los residuos aquí. Me ha sorprendido mucho lo que es trabajar en la seguridad para las personas, la seguridad para el medio ambiente también. Me ha parecido muy importante, la transparencia y cómo se está divulgando el trabajo que hacen para que la ciudadanía lo entendamos”.

Tras su visita, calificada como “agradable, sorprendente y minuciosa”, la directora del Museo de Altamira ha conversado acerca de su actividad al frente de una de las joyas del arte paleolítico a nivel internacional, la cueva de Altamira, así como de las similitudes que encuentra entre la actividad de Enresa y la suya. Así, Fatás ha destacado la información detallada que se hace de cada residuo, donde hay una trazabilidad perfecta, lo que “me ha recordado un poco al trabajo de los arqueólogos, que deben sacar toda la información no escrita. Los futuros arqueólogos tendrán esa información”, ha asegurado. Además, otra similitud para ella ha sido “la forma final en la que van a acabar los residuos. Se integrarán con el paisaje, debajo de diversas capas muy definidas. Quedarán como una fuente natural de radiación, igual que la cueva de Altamira y el resto de las cuevas kársticas, debido a la presencia de radón que hay en ellas”.

Y es que la propia cueva de Altamira también genera radiactividad por vías naturales, el radón. Como tantas otras cuevas, al poseer radón, que es una fuente natural de radiación, en el Museo de Altamira tienen que declarar que realizan una actividad en una fuente natural de radiación. Por lo tanto, señala Pilar Fatás, “nos regimos por los límites de permanencia en el interior de la cueva que establece el Consejo de Seguridad Nuclear. Se entra con unos límites de estancia por razones de conservación y por razones de salud para las personas, hay un límite de tiempo que podemos permanecer los trabajadores en el interior de la cueva al año y, además, igual que hemos hecho en la visita de hoy, llevamos un dosímetro para medir la dosis de radón que recibe cada uno de los trabajadores”.

La arqueología del futuro

Para esta arqueóloga, prehistoriadora y especialista en museos, cualquier cosa que se encuentre enterrada es objeto de la arqueología y, apunta Fatás, “por qué no, los arqueólogos del futuro podrán trabajar en este entorno. La cuestión está en que aquí, en El Cabril, documentan tan bien todo el proceso y tienen tan bien planificada la estratigrafía que va a ocultar esos residuos, que el trabajo de los arqueólogos prácticamente está hecho, ¿no?, porque eso es en lo que consiste nuestro trabajo, en obtener toda la información que podemos a partir de aquellos restos de nuestro pasado que están enterrados en el suelo. La verdad que aquí se está haciendo un trabajo excelente”, concluye.

La arqueología prehistórica es el ámbito en el que se mueve el trabajo realizado por Pilar Fatás y su equipo, recuperando y recomponiendo cómo era la vida de nuestros antepasados, en un momento en el que no había escritura, ni había documentación. “Lo que hacemos es recuperar hasta el más mínimo grano de polen que podamos encontrar en el sedimento para, a partir de eso, como si se tratara de un puzle, recomponer la vida del pasado”, postula la directora de Altamira.

Mucho que aprender

Una vida, señala, de la que el ser humano actual tiene aspectos de los que aprender, según ha indicado Pilar Fatás en su charla con Enresa y COPE Córdoba. En su opinión, “cuando vivíamos en el Paleolítico, personas como nosotros, que somos sapiens o humanos anatómicamente modernos, vivíamos integrados en la naturaleza, al ritmo de la naturaleza, teníamos que ser sostenibles con los recursos, no podíamos entonces agotar los recursos porque, si no, no podríamos seguir sobreviviendo. Y yo creo que desde el Museo de Altamira es una de las cosas que intentamos fomentar, echar esa vista al pasado para ver cómo desarrollábamos nuestra vida en comunión con la naturaleza para aprender a ser mucho más sostenibles y, desde luego, no agotar los recursos del futuro. Es una de las líneas que trabajamos en el museo, la línea de la sostenibilidad, que también es algo muy coincidente con el trabajo que se realiza aquí”.

Un apasionante viaje en el tiempo

La cueva de Altamira está inscrita en la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco. Según explica la directora del Museo, resulta complejo hacer atractiva la visita, ya que la cueva puede ser visitada por un escaso número de personas al año. Existe un Plan de Conservación Preventivo que establece el tiempo de permanencia en el interior, para evitar deterioros, y únicamente cinco personas a la semana, 250 personas al año pueden visitar la cueva. La alternativa para la visita fue la construcción del museo hace 20 años, y el mejor instrumento para conocer Altamira es a través de su exposición permanente, que incluye la reproducción de la cueva, que el visitante puede recorrer como si estuviera en la cueva real. El arte se ha reproducido con absoluta fidelidad con el original. Además, cuenta con una serie de salas anexas que dan respuesta a las grandes preguntas sobre la prehistoria. El museo recibe más de 250.000 personas al año, con una gran valoración.

Porque Altamira ofrece al visitante un apasionante viaje en el tiempo. Ni más ni menos que 35.000 años atrás, fecha en la que esta datada la primera de las pinturas de la cueva. Pinturas, signos y trazos que son considerados un medio de comunicación. Lamentablemente, como explica en la charla Pilar Fatás, no tenemos el código para descifrar qué querían comunicar aquellos humamos, pero querían comunicarse entre ellos. Para ellos, “era transcendente” lo que allí pintaban, señala.

Puedes ver la charla completa en este video:

https://youtu.be/Csf4thBWGZs

Otras noticias de actualidad